Muerte voluntaria, eutanasia, y suicidio asistido

La Gran Vía

El suicidio pospone e intensifica el karma. La ética del Dharma no recomienda la eutanasia ni el suicidio asistido: causar la muerte del paciente por cualquier método letal, aún a instancias del propio paciente. Si el paciente lo solicita, los amigos del Dharma pueden describir —pero nunca recomendar— el ayuno voluntario hasta la muerte como un método viable para abreviar el sufrimiento prolongado. 

El paciente que toma la decisión de ayunar voluntariamente hasta la muerte debe declararlo públicamente, para diferenciar el acto de un suicidio cometido en secreto en estados emocionales traumáticos de angustia y desesperación, y para permitir que la familia y la comunidad del Dharma tengan la oportunidad de intervenir, si fuera necesario.  

El ayuno voluntario se permite cuando la muerte natural es inminente, el paciente no puede realizar funciones habituales de purificación física, y el dolor y sufrimiento son extremos (de modo que…

Ver la entrada original 51 palabras más

Acerca de Alternativo21

Biólogo mexicano practicante de YOGA, interesado en AYURVEDA y actividades ambientales.
Esta entrada fue publicada en Yoga. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s