El lugar donde residen los apegos

La Gran Vía

Durante el verano, muchos de nosotros volveremos al país natal a visitar amigos y familiares. ‘El país natal’ no es necesariamente un sitio específico en la geografía mundial —es el lugar donde residen nuestros apegos. A menos que hayamos logrado desapegarnos verdaderamente, los antiguos hábitos y costumbres levantan cabeza, y las aflicciones cognitivas y afectivas pueden aparecer con mucha fuerza. En ese caso, es preferible mantener la distancia.  

Si podemos evitar el apego en nuestras visitas al país natal, tendremos grandes oportunidades de practicar el Dharma, y constatar lo que hemos adelantado en el sendero. Hemos desarrollado una manera diferente de ver la realidad, y aprendido técnicas para evitar o reducir las aflicciones cognitivas y afectivas. Si no hay ocasión de aplicarlas, se quedan en la conceptualización.  

Ya que la fuerza de los lazos y las costumbres son mayores en el país de origen, es ahí precisamente donde…

Ver la entrada original 15 palabras más

Acerca de Alternativo21

Biólogo mexicano practicante de YOGA, interesado en AYURVEDA y actividades ambientales.
Esta entrada fue publicada en Yoga. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s