Las emociones son nuestras

La Gran Vía

Hemos desarrollado tendencias durante ésta y otras vidas que nos predisponen a manifestar estados mentales habituales. Una vez establecidas estas tendencias, en el instante en que percibimos personas, objetos, o situaciones, inmediatamente generamos una sensación de agrado, desagrado, o neutralidad. 

Ya que la naturaleza de la mente es analítica (es decir, que distingue y separa los componentes de toda experiencia), procede a identificar y aislar las cualidades que asociamos con las sensaciones de agrado, desagrado, o neutralidad, exagerando de este modo esas cualidades y favoreciendo el que se produzca y sostenga una emoción aflictiva. 

Aún cuando pensamos que las emociones guardan una relación directa (e incluso son producto de) personas, objetos, o situaciones particulares, la realidad es que sólo son eventos mentales internos. Nuestras tendencias habituales dirigen la atención a los objetos externos que las afirman, y mientras continuemos obedeciendo ese ímpetu, las emociones se alimentan y sustentan.

Ver la entrada original 221 palabras más

Acerca de Alternativo21

Biólogo mexicano practicante de YOGA, interesado en AYURVEDA y actividades ambientales.
Esta entrada fue publicada en Yoga. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s