Condiciones propicias

La Gran Vía

Las emociones negativas que sentimos tienen su origen en nosotros mismos —otras personas, objetos, o situaciones son meramente condiciones propicias para que estas emociones se manifiesten. Las causas son nuestros propios apegos, aversiones, e indiferencias. 

Es preciso evitar en lo posible manifestar estas emociones negativas, ya que al hacerlo las fortalecemos, y sembramos semillas para su repetición. 

Es por eso que, si no hemos logrado eliminar las causas internas, debemos hacer lo posible por evitar o modificar las ocasiones en que afloran. Si hay personas cercanas —bien sean amistades o familiares— en cuya compañía manifestamos negatividad (aunque la disimulemos externamente), es preferible establecer distancia.  

Si no es posible evitar la asociación del todo, podemos reducir la frecuencia, la duración, o la intensidad del contacto. También podemos procurar estar en condiciones óptimas para manejar estos retos, practicando la respiración atenta y pausada, la meditación, la relajación, la plegaria…

Ver la entrada original 11 palabras más

Acerca de Alternativo21

Biólogo mexicano practicante de YOGA, interesado en AYURVEDA y actividades ambientales.
Esta entrada fue publicada en Yoga. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s